Frutas y verduras

Sembrar guisantes

Pin
Send
Share
Send


Siembra de guisantes y riego

La siembra de guisantes debe hacerse directamente en campo abierto. Tendremos que garantizar el suministro de agua adecuado para las plántulas jóvenes. Antes de brotar, necesitará un suelo que siempre permanezca húmedo, con una tasa de humedad alta y constante, para alentar la brotación. Después de eso, la plántula de guisante crecerá incluso sin intervenciones adicionales, especialmente durante las estaciones caracterizadas por lluvias intensas. La planta de guisantes tolera precipitaciones tanto frías como atmosféricas y cortos períodos de sequía. Lo importante es evitar cambios peligrosos de agua, tratando de no ahogar la planta al estancar el agua. Al elegir el sistema de riego, podemos optar por la solución manual con una regadera, o puede elegir el sistema fijo, programando las operaciones de riego durante la temporada de verano a 2-3 por semana cuando el calor se vuelve tórrido.


Cómo cuidar los guisantes

El cultivo de guisantes no requiere cuidados especiales y también puede ser realizado por personas sin experiencia que no tienen un pulgar verde. La primera consideración para hacer se refiere a la elección de la variedad de plantas, comprándolas en el vivero o comenzando desde las semillas. Al decidir cultivar guisantes en macetas, tendremos que optar por variedades enanas, que se desarrollan alrededor de medio metro de altura. Las otras variedades son trepadoras y, en cambio, necesitan apoyo para crecer. La planta de guisantes es muy resistente y no teme al clima frío. Sin embargo, puede ser útil usar mulching, preferiblemente usando material natural como recortes de césped o corteza que también liberan nutrientes importantes. La función de mulching no solo es protectora sino también estabilizadora desde el punto de vista de la humedad.

Pin
Send
Share
Send